lunes, agosto 27, 2012

El horror de la guerra siria, en las imágenes de una matanza

Fotos y videos de la masacre de Daraya, en las cercanías de Damasco, develan el horror de la guerra. Mientras los rebeldes denuncian entre 300 y 600 muertos, el régimen amenaza con "aplastar la rebelión".

Las imágenes de la matanza de Daraya cometida el sábado por el gobierno sirio en las afueras de Damasco, difundidas por los opositores, muestran como pocas veces había sucedido hasta ahora, el dramatismo de la guerra. Hay entre 300 y 600 muertos. Fosas comunes, cuerpos de niños con balazos en la cabeza indignan a la comunidad internacional. Es la pero matanza en 17 meses de conflicto. El presidente Bashar al Assad reiteró que “aplastará la rebelión”.

Las imagenes de la matanza de Daraya cometida el sábado por el gobierno sirio en las afueras de Damasco, difundidas por los opositores, entre 300 y 600 muertos en fosas comunes.
Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), al menos 320 personas murieron desde el martes en esta localidad de 200.000 habitantes, escenario de una vasta ofensiva del ejército para expulsar a los rebeldes del Ejército Sirio Librio (ESL), que el régimen tacha de "terroristas".

En un video de unos activistas difundido el sábado se ven los cadáveres ensangrentados de unos hombres en el suelo, en las salas oscuras de una mezquita.

"Hay más de 150 mártires en esta mezquita", dice el hombre que filma, avanzando en medio de los cadáveres y mostrando con detenimiento cada rostro.

En otro video, publicado la víspera, se ven decenas de cadáveres desfigurados, ensangrentados y parcialmente carbonizados, alineados en una inmensa fosa común.

Las imagenes de la matanza de Daraya cometida el sábado por el gobierno sirio en las afueras de Damasco, cuerpos de niños con balazos en la cabeza indignan a la comunidad internacional.
Y en una tercera grabación de los Comités Locales de Coordinación (LCC), se ven los preparativos de los funerales en Daraya, donde los cuerpos aparecen depositados bajo unas mantas en unas fosas cavadas de forma apresurada, y cubiertos por hojas de palmeras.

"Los shabbihas (milicias prorrégimen) se han convertido en máquinas de matar", denunciaron los LCC, una organización de militantes antirrégimen.

Según Mohamad Shehadé, de los Comités, las fuerzas de seguridad cometieron una masacre el sábado tras la retirada de los combatientes del ESL. Entre los 156 asesinados, cuyos cadáveres fueron filmados en la mezquita, una parte se encontraba en ese lugar de culto y los demás estaban refugiados en un edificio a unos 100 metros.

Las imagenes de la matanza de Daraya cometida el sábado por el gobierno sirio en las afueras de Damasco, difundidas por los opositores, entre 300 y 600 muertos en fosas comunes.

"Después de la retirada del ESL, las tropas de Assad empezaron los registros, entraron en la mezquita y allí mataron a los civiles y abatieron a los que se habían escondido en el edificio", dijo a la AFP. "Tenían unos agujeros grandes en el pecho y la cabeza, lo que demuestra que los mataron a quemarropa".

"Alertados por el olor penetrante, por el calor tan fuerte, los vecinos (del edificio) llevaron esos cadáveres a la mezquita", junto a los demás cadáveres.

Full Publicaciones